Modelo rojo cobrizo

Todo lo que tiene que ver con el mundo de la moda y la belleza tiene una tendencia que lo diferencia, una época del año y unas pautas a seguir. En el tema que respecta al ámbito de la estética y la peluquería, un pequeño matiz, un pequeño detalle, un cambio, es más que suficiente para crear una nueva tendencia, sobre todo en los tintes y en los cortes de pelo.

¿Por qué se dice que existen tendencias de color de pelo en según qué época del año?

Es algo sencillo de comprender. A cada época del año, digamos que le asignamos un color que lo caracteriza en ese momento, al igual que pasa con las tonalidades de las prendas de ropa, también ocurre con los tonos del cabello.

En verano están más presentes los colores vivos, por tanto, los rubios, los rubios dorados suelen ser tendencia porque se relacionan con los conceptos de playa, surf, etc. Mientras que en invierno, los colores más oscuros son los más tops, ya que nos hacen alusión al frío y al anochecer temprano, así que con el pelo ocurre igual.

Pero al otoño, ¿qué lo caracteriza?

 

El color de las hojas secas cayéndose de los árboles, las castañas asadas, la madera… Si nos fijamos todo este tipo de cosas suelen ser de tonos marrones, ocres, cobrizos. Son tonos que nos evocan a una época del año en concreto, a un momento, a un lugar.
Por tanto, ese momento del año estará directamente relacionado con aquellas cosas a las que hacemos referencia. Lo que marca la moda será lo que caracteriza esa época.

¿Alguna vez has oído hablar de Ginger Beer?

 

Ginger Beer, conocida popularmente como una cerveza de raíz o zarzaparrilla, es una cerveza carbonatada saborizada con jengibre y endulzada con azúcar. Esta bebida tiene un color más oscuro que el color propio de la cerveza normal. Esto, aparentemente, no tiene nada que ver con el mundo de la belleza. Pero ambas cosas se relacionan única y exclusivamente por el tono, que suelen ser más oscuros aunque con algún reflejo más dorado.

La tendencia de la Ginger Beer en el cabello, se trata de una tendencia nacida a pie de calle, es un tono multidimensional inspirado en esta bebida que aporta un color con movimiento gracias a las mechas que le dan ligereza. Ginger Beer es, por tanto, un pelirrojo cobrizo con algún matiz dorado.

Si bien es cierto que existen muchísimos tonos de cada color, hay que añadir que las diferencias entre ellos son importantes. El Ginger Beer trata de aportar luz y calidez al rostro, con profundidad y densidad. Aún así, como ocurre con cualquier tono capilar, existe la posibilidad de variar entre las diferentes tonalidades desde el más oscuro hasta el más clarito, de manera que esa flexibilidad tonal permite encontrar tu color ideal.

Como es evidente, el tratamiento post-tinte es imprescindible para no perder la esencia del color, para que ni la tonalidad ni el brillo del cabello se vea afectada. Por ello, es aconsejable utilizar productos específicos para esto.

En Versum, contamos con varios tipos de productos que pueden ayudarte al mantenimiento del cabello evitando el destiñe o descoloramiento y reforzando la intensidad.

 

  • Mascarilla Gradient Tone con aceite de abisina y proteínas de arroz reflejante. Matiz: Copper.
    Se encarga de intensificar y tonificar el cabello teñido. Garantiza un color intenso y brillante.

 

  • Color Block Champú le confiere brillo al cabello teñido y previene la perdida de color. Limpia profundamente el cabello sin dañar el color cosmético, dejando el cabello suave, brillante y sedoso.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *